Aquaman: Un buen comienzo

Jason Momoa se pone en la piel del héroe acuático

Al ingresar a la sala de un cine, uno seguramente se encuentre con avances de diferentes films de superhéroes. Desde Batman hasta Superman, pasando por los Avengers y Spiderman, uno tiene la posibilidad de elegir dentro de una gran variedad de protagonistas. Desafortunadamente, Aquaman tuvo que esperar su chance para hacerse de una película propia. Comenzó a figurar en films del mundo DC recién en 2008 cuando se comenzó a planear este largometraje.

La película que hasta ahora lleva mil millones de espectadores en la taquilla mundial, narra la historia de Arthur Curry. Un niño nacido de la unión entre su padre Thomas y su madre Atlanna, reina de Atlantis, el reino más importante de todo el mundo acuático, que es rescatada por Thomas una noche en la puerta de su casa que se ubicaba junto a un faro y al mar. De pequeño, Arthur toma conciencia de sus poderes para hablar con los animales del océano y ya en su adolescencia de su increíble fuerza.

El problema se desata cuando Arthur detiene a un grupo de piratas que toman a la fuerza un submarino y causa la muerte del padre de David Hyde, que lideraba esa patrulla (luego convertido en Black Manta). Hyde ataca Atlantis, entendiendo que es allí donde se encuentra su enemigo Aquaman. Es detenido por Orm, medio hermano de Arthur, actual rey de Atlantis. Entre ellos se genera un pacto por el cual David se convertirá en Black Manta y así intentará derrotar a Aquaman con ayuda de Orm que ve en riesgo su lugar de rey al enterarse que Arthur es hijo legítimo de Atlanna.

La película atraviesa diferentes estados de ánimo y las escenografías más diversas. El humor no se avergüenza e ingresa sin ningún problema cuando el film se lo permite. Aquaman se nos aparece en diferentes lugares tales como el desierto, un acuario o en las profundidades del océano. En esencia y a pesar de parecer absolutamente invencible por momentos, Aquaman se establece como una excepción a la regla en términos de películas de superhéroes. La historia y los árboles genealógicos que se tejen en el mundo acuático ayuda al espectador a desviar la visión por fuera de una clásica película de DC o Marvel.

Es por ello que al atreverse a tocar diferentes estados de ánimo, jugar con el amor, la familia y el humor, uno puede dirigirse a la sala para ver un film completo, jamás aburrido y un buen debut de este superhéroe en carne y hueso en la pantalla grande.

Artículos relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Compartir artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Últimos artículos