El Manicomio: Hay que tenerle más miedo al vivo

amigos influncers o youtubers se van a jugar a un hospital supuestamente embrujado

La historia está situada en un verdadero hospital alemán con un pasado oscuro

El cine está viviendo el resurgir del terror en masas gracias a películas como Hereditary o Get Out, muchas toman el mismo ejemplo de innovar. Otras, deciden usar la fórmula de siempre con viejos trucos del género. Esto, siempre y cuando maneje un buen ritmo y tenga destellos terroríficos va a servir. Este es el caso de El Manicomio, quizás no deslumbre pero es entretenida con momentos asfixiantes.

La cinta es de origen alemán dirigida por Michael David Pate, quien colabora también con el guion junto a Ecki Ziedrich. El elenco está conformado por Sonja Gerhardt, Tim Oliver Schultz, Emilio Sakraya, Lisa-Marie Koroll, Timmi Trinks, entre otros. Nuestra opinión: Buena.

Los hospitales abandonados con supuesta actividad paranormal no es cosa nueva. Como Kingseat lo es Nueva Zelanda o Gonjiam en Corea del Sur, está Beelitz-Heilstätten en Alemania. Este fue el lugar donde Adolf Hitler y sus soldados fueron atendidos en la Primera Guerra Mundial. También se informó que entre 1940 – 1945 el centro llevó a cabo varios experimentos en humanos. Hasta hoy en día hay informes de actividad paranormal.

La historia va de un grupo de youtubers que acceden ilegalmente al siniestro bloque de cirugía para un desafío de 24 horas que esperan se vuelva viral. Están equipados con dispositivos de visión nocturna para poder grabar sus aventuras en la oscuridad y también una cámara que puede grabar y convertir la energía térmica en imágenes de luz visible. Todo con el fin de obtener actividad paranormal con la esperanza de registrar pruebas y descargar sus aventuras en las redes sociales.

Manicomio juega con una formula ya bien conocida. En un 80% son cosas recicladas. La cinta es contada a través de la cámara en mano y el grupo de personajes está lleno de estereotipos. Pero, hay muchas cosas que rescatar. Empezando por el final, que tiene un giro muy inesperado que levanta a mil la cinta. Un cambio de tuercas que demuestra que la obsesión humana es la peor situación a la que te puedes enfrentar. Más miedo al vivo hay que tenerle.

Por otro lado, los sustos en su mayoría funcionan. Las cámaras en manos en un ambiente de pocas luces, te asegura momentos de adrenalina. También la cinta toca un tema actual y juvenil muy importante, las redes sociales y los influencers o youtubers. Estos chicos están dispuestos a ser lo que sepa en pro a tener atención. Tanto que puede ser el caso de que estos grupos ni sean amigos verdaderos, solo compañeros de trabajo que se unen para ser más populares.

La misma película, a pesar de caer en los estereotipos del terror, se burla de sí mismo por momentos, como: “Que mala producción de luces” o “El más oscuro será el primero en morir”. Algo bastante gracioso si estás en la sala esperando que pase lo que sabes que va a pasar.

En conclusión, El Manicomio con una escenografía que da miedo por si sola y una historia que funciona, es una cinta disfrutable. A pesar de que en su mayoría maneja un fórmula ya bien conocida y que hoy en día con las propuesta que trae Hollywood en el terror, no funciona.

Artículos relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Compartir artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Últimos artículos