Crítica de ‘Cortex‘ – 21° Festival de Cine Alemán

El actor Johan Bleibtreu debuta como director con ‘Cortex‘, un intrincado thriller psicológico de tintes oníricos.

‘Cortex‘ es la primera película del director y actor alemán Moritz Johan Bleibtreu. Él mismo interpreta a Hagen, un operador de cámaras de vigilancia que sufre severos trastornos del sueño. Aunque intenta convencerse de que estará bien, su subconsciente actúa de forma cada vez más libre, borroneando los límites entre la realidad y la ficción. 

‘Cortex‘ (2020). Dirección: Moritz Johan Bleibtreu. Guión: Moritz Johan Bleibtreu. Música: Erwin Kiennast. Producción: Moritz Bleibtreu, Emek Kavukcuoglu, Thomas W. Kiennast, Jan Krüger. Edición: Jan Ruschke. Reparto: Moritz Bleibtreu, Nadja Uhl, Emily Kusche, Jannis Niewöhner. Nuestra opinión: Regular.

|Te podría interesar:  CRÍTICA DE ‘COPILOT’ – 21º FESTIVAL DE CINE ALEMÁN

Así es como Hagen vive en un mundo donde soñar despierto y estar despierto son la misma cotidianeidad. Para colmo y mientras sus negativas por tratar el problema siguen firmes, comienza a ser asediado en su sopor por un hombre que desconoce. Más tarde descubriremos que dicha persona es real, y está más involucrado en la vida de Hagen de lo que él percibe.

Para ser su debut directoral, Bleibtreu construye la parte física del film como si fuese un experto. Haciendo uso de planos detalles y primerísimos primeros planos, consigue transmitir la esencia de objetos que identifican a sus poseedores. Mediante ese mismo método evoca la ansiedad que implica un trastorno del sueño desgarrador. Además, los juegos de luces y sus colores acompañan correctamente los distintos estados anímicos de la cinta.

Es ahí donde está el problema: la escenografía, las luces y el trabajo de cámara hablan por la película, porque esta se queda callada. Cuando las vidas de Hagen y “el otro” se entremezclan en sus sueños, la historia se vuelve poco transparente. En un intento de desafiar y hacer pensar al espectador, se lo ubica en una calle sin salida ni entrada. El sueño y la vida real dejan de ser limítrofes, dificultando la elaboración de una cronología vehemente de los hechos. ‘Cortex‘ es una película para ver dos veces, pero no para ahondar en otros conceptos o adoptar un punto de vista distinto, sino para entenderla en su totalidad. De todas formas, que la parte exterior del film haya logrado elevarlo por sobre su mundo inconcebible es un buen punto de partida.

Funciones, horarios y entradas para el Festival de Cine Alemán.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos artículos