Crítica de ‘Matrimillas’, de Sebastián de Caro con Luisana Lopilato y Juan Minujín (NETFLIX)

Matrimillas, de Sebastián de Caro para Netflix
Netflix estrenó 'Matrimillas', la nueva película de Sebastián de Caro protagonizada por Luisana Lopilato y Juan Minujín.
¡Ayúdanos compartiendo nuestro contenido!
Matrimillas, de Sebastián de Caro para Netflix
2.5 out of 5.0 stars

Es más que sabido que, en los últimos años, el cine argentino se ha encargado de mostrar historias protagonizadas por personas que dificilmente puedan interpelar al ciudadano promedio del país. Una de las últimas producciones de Netflix, Granizo (2022) formó parte de este tipo de ideas. Le sigue otro producto nacional, Matrimillas, de Sebastián de Caro. Está claro que el público argentino no se pueda identificar con los personajes o con las historias. Esto se debe a una búsqueda en común de la industria cinematográfica argentina por presentar un estilo de vida que dificilmente se consiga en el país.

El cine nacional vende una idea: la casi perfección. Las historias que retratan las películas argentinas del estilo más mainstream vende la idea de un estilo de vida demasiado genérico. Personajes adinerados, cuyo entorno son los barrios más pudientes del país, que mantienen una forma de tomarse la vida como si el país no pendiese de un hilo a nivel político, social y económico. Esa búsqueda tiene la intención de separar al espectador de la vida real, logro que las producciones nacionales gozan de tener.

Sin embargo, es esa misma presentación de personajes lo que dificulta el proceso de empatizar con los personajes. Matrimillas es el caso. La película cuenta la historia de Belén (Luisana Lopilato) y Federico (Juan Minujín), un matrimonio que tiene dificultades para comunicarse. Viven en un lujoso departamento, con sus dos hijos, y cada uno tiene un trabajo que les permite mantener ese estilo de vida que pareciera ser clase media (pero en realidad no lo es).

|Te podría interesar: ESTRENOS QUE LLEGAN A NETFLIX EN DICIEMBRE DE 2022 (LATINOAMÉRICA)

La pareja busca solucionar sus problemas mediante un elemento externo a ellos. Se anotan y abonan un plan que les promete asegurar el felices para siempre. Mediante el uso de un reloj en su muñeca, cada buena acción que hagan para su pareja suma millas, y cada acto negativo, las resta. Estas Matrimillas se pueden cambiar para llevar a cabo diferentes actividades de manera individual, sin tener la culpa de divertirse sin la pareja.

Matrimillas presenta una visión del amor un tanto particular. Se trata de la historia de una pareja dispareja, que no funciona naturalmente y que necesitan de un incentivo para llevar a cabo las acciones que todo el mundo debería realizar de manera automática. El sistema de las millas es una idea macabra que les permite a los protagonistas mantener una relación vacía y superficial. Ambos hacen uso de esa cryptomoneda emocional para construir un vínculo que, al fin y al cabo, se debería sustentar mediante factores humanos, como el hecho de conversar entre ellos.

Sebastián de Caro presenta una dirección frívola. El cineasta se desprende de la imagen que se tenía de él luego de Claudia (2019) y dirige Matrimillas de modo que se asiente en la categoría de producto genérico de Netflix Argentina. De Caro sostiene el relato a lo largo de toda la película, pero no logra conquistar la mente de un espectador que quizás espera una alternativa a lo que ofrecen por las grandes empresas de streaming.

Tráiler de Matrimillas

Ficha técnica

Matrimillas (2022). Dirección: Sebastián De Caro. Guion: Gabriel Korenfeld y Rocío Blanco. Fotografía: Fernando Lockett. Música: Pedro Onetto. Elenco: Luisana Lopilato, Juan Minujín, Cristina Castaño, Andrea Rincón, Julián Lucero, Santiago Gobernori, Vicente Archain, Aylen Malisani y Betiana Blum. Duración: 101 minutos. Nuestra opinión: Regular. Disponible en Netflix.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.