Crítica de ‘Spencer’, de Pablo Larraín con Kristen Stewart

Kristen Stewart encarna a Lady Di en 'Spencer', la nueva producción de Pablo Larraín que se mete de lleno y sin tapujos en la realeza británica.
Facebook
Twitter
WhatsApp

Por momentos melancólica y por momentos terrorífica. ‘Spencer’, de Pablo Larraín, enfrenta sin disimulo a la realeza británica contando una historia ya mítica. En una película repleta de grandes momentos de tensión, un personaje se desenvuelve en una trama que mezcla las relaciones familiares con los compromisos de la monarquía. Será ese mismo personaje, Diana, Princesa de Gales, la cual se enfrentará a un sistema y a ella misma, en una búsqueda entera y únicamente personal.

‘Spencer’ (2021). Dirección: Pablo Larraín. Guion: Steven Knight. Fotografía: Claire Mathon. Música: Johnny Greenwood. Elenco: Kristen Stewart, Jack Farthing, Timothy Spall, Sally Hawkins, Sean Harris, Richard Sammel, Amy Manson , entre otros. Duración: 116 minutos. Nuestra opinión: Muy buena.

|Te podría interesar: CRÍTICA DE ‘LICORICE PIZZA’, DE PAUL THOMAS ANDERSON CON ALANA HAIM Y COOPER HOFFMAN
4.0 out of 5.0 stars

La historia se cuenta a través del punto de vista de Lady Di, interpretada por Kristen Stewart. Más específicamente, ‘Spencer’ narra el fin de semana de Navidad que tiene que pasar la Princesa de Gales con la realeza. Estas fiestas, como más adelante se dará a conocer, fueron las últimas que Diana pasó formando parte de la monarquía inglesa y en matrimonio con el Príncipe Carlos. El fin de semana que expone el filme presentan el punto de quiebre en la decisión de la protagonista: alejarse de un mundo donde nunca fue bienvenida y donde nunca se sintió parte.

Pablo Larraín narra a través de los ojos de Diana, lo que hace que la mayoría de las atmósferas que presente, mantengan un alto nivel de inquietud para el espectador. En ‘Spencer’, predominan estos climas de intranquilidad, angustia y desasosiego. En todo momento se exhiben escenarios típicos de la realeza británica, donde reina un tono casi de terror, el cual demuestra cómo se siente el personaje principal en todo el filme. No hace falta ni una sola línea de diálogo de la Reina, para saber el poder que puede manejar ese personaje.

En una de las primeras secuencias del largometraje, se explora a la perfección la relación entre los personajes. Es decir, el tenso vínculo entre Lady Di y la familia de su esposo. A lo largo de toda la película, se representa al clima como los momentos previos a una lluvia torrencial, pero nunca llueve. La soledad de Diana se puede caracterizar mediante cada encuadre hacia el personaje. Los pasillos y las habitaciones donde se desarrolla la historia forman parte de un palacio laberíntico para la protagonista. Esas son las características que capta Larraín para explicar su manera de ver el mundo.

Con fragancia a Premio Oscar, Kristen Stewart demuestra su capacidad actoral en su totalidad. Encarna un personaje al punto del desborde, que es atacado psicológicamente por una fuerza mayor. Lady Di se presenta como un personaje perdido y encerrado en todo momento. Stewart hace suya a la Princesa de Gales. Se apropia de su cuerpo y brinda una interpretación remarcable.

El fin de semana que cuenta ‘Spencer’ constituye un punto de quiebre en la protagonista. Lady Di construye una figura fácil de comprender, que se encuentra en una búsqueda constante de sí misma. Casi como una caza para encontrarse y pelear con sus demonios internos. Una revelación incompleta que termina llegando a su totalidad al final de la película. Larraín narra una emancipación, de una mujer que lo tenía todo, pero al mismo tiempo no tenía nada.

Ficha en IMDb.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

REDES SOCIALES

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

teoría cinéfila

TWITTER