En blanco y negro: 7 grandes películas del film noir

Desde Billy Wilder, pasando por Fritz Lang hasta Howard Hawks. El film noir fue la contra-corriente del Hollywood clásico que más aportó al cine. Demostrado en este rejunte de grandes películas.
Facebook
Twitter
WhatsApp

De películas baratas para proyectar antes de cada función a ser una de las corrientes cinematográficas más importantes de la historia. El film noir, tal y como lo conocemos hoy en día, constituye una marca por demás de importante en el cine clásico hollywoodense. Si bien se desconoce exactamente cuando nació el género, sus cimientos se encuentran en las películas de los años 30, donde el contexto lo es todo. El final de la Primera Guerra Mundial, la gran depresión y la ley de la prohibición fueron acontecimientos que golpearon fuertemente a la sociedad estadounidense. Y el cine estaba ahí para representarlo.

De la mano de directores extranjeros exiliados de Europa por la Segunda Guerra Mundial, nació una corriente que iba en contra de todas las reglas. Sus principales representantes fueron Billy Wilder, Otto Preminger, Fritz Lang, Howard Hawks y John Huston, para nombrar a los más conocidos. Por otra parte, directores de la época se animaron a seguir la misma bajada de linea, como Orson Welles, Alfred Hitchcock o Jacques Tourneur. Se podría considerar que, el tan conocido cine negro nació casi «sin querer».

Sus películas no muestran el sueño americano, ni las familias unidas y mucho menos se encargan de retratar historias emocionantes. Todo lo contrario, ya que se trata de largometrajes que representaban el lado oscuro de la sociedad: gangsters, detectives, femme fatales y los delincuentes de poca monta tenían su lugar en el cine. Estos son 7 pilares del film noir, para entender esta corriente a la perfección:

Double Indemnity (1944) – dir. Billy Wilder

Abre la lista una de las obras maestras de Billy Wilder. Se trata de una de las primeras películas del director, que lo llevó a ser lo que es a día de hoy. Principalmente, Wilder se desempeñó como guionista, pero su talento era tan inconmensurable, que también se destacó fuertemente en la dirección. En este caso, ‘Double Indemnity’ se convirtió rápidamente en un clásico del film noir, que cumple con todas las bases del género, además de presentar una excelente historia. El guion está escrito por el mismo Wilder, con la ayuda de un joven escritor un poco desconocido: Raymond Chandler.

Este largometraje cuenta una historia de traición. Fred MacMurray es un agente de seguros que se enamora perdidamente de la esposa (Barbara Stanwyck) de uno de sus clientes. El amor es correspondido, pero hay un plan de por medio: asesinar al cliente para cobrar el seguro, pero las cosas no salen como deberían. La representación de Stanwyck como la femme fatale es considerada como figura fundamental (y fundacional) del género.

The Stranger on the Third Floor (1940) – dir. Boris Ingster

Peter Lorre interpreta a uno de los tres personajes principales de esta historia. Este legendario actor de cine clásico nació en el Imperio Austrohúngaro, y fue uno de los conocidos por exiliarse hacia Estados Unidos debido a la Segunda Guerra Mundial. Lorre vivió una odisea a través de varios países de Europa luego de tener que cruzar el Océano Atlántico, aventura que vivió en conjunto con el director Billy Wilder. El actor ya era conocido, principalmente por su papel en ‘M’ (1931 – Fritz Lang), pero su talento explotó cuando llegó a la industria hollywoodense, llegando a formar parte de las más grandes películas de la etapa clásica del cine.

Una de las primeras películas de Lorre en Estados Unidos fue ‘The Stranger on the Third Floor’, donde encarna a un hombre que vive en las sombras, que no tiene nombre, básicamente, un desconocido, un extraño. Para su lamentar, el personaje de Lorre será el principal sospechoso de un asesinato que es la principal preocupación del protagonista de este filme, que será carcomido por la culpa. ‘The Stranger…’ es un largometraje de bajo presupuesto, que a su vez es gigante, y que contiene en él una de las mejores secuencias de sueño jamás representadas en pantalla.

The Woman in the Window (1944) – Fritz Lang

Muchísimo tiempo antes de la bazofia de Netflix, Fritz Lang tituló a una de sus más grandes películas ‘The Woman in the Window’. Dicho filme está protagonizado por Edward G. Robinson y Joan Bennett, cuya química le gustó tanto al director, que al año siguiente volverían a trabajar los tres juntos. En ambos largometrajes, Robinson interpreta a un hombre común que se verá hechizado bajo el encanto de los personajes de Bennett, la mítica femme fatale.

En este caso en particular, Robinson encarna a un profesor que se enamora de una joven modelo. Por circunstancias del destino, este diplomático hombre se verá envuelto en una trama de asesinato donde la culpa lo comerá vivo.

Dark Passage (1947) – Delmer Daves

Si de cine clásico se refiere, no se puede dejar de lado uno de sus actores fundamentales: Humphrey Bogart. Y si de film noir se habla, no se puede dejar de lado la dupla que hacen Bogart y Lauren Bacall. El punto máximo de la química en cámara explota en esta película, donde su relación traspasa la pantalla y cada gesto transmite algo en particular. ‘Dark Passage’ cuenta la historia de un convicto (Bogart) que se escapa de la cárcel y buscará limpiar su nombre, ya que fue preso por un crimen que no cometió.

Por su parte, el personaje de Bacall ayudará a Bogart a cambiar de vida, tanto física como mentalmente. Los primeros minutos de este largometraje son impresionantes: son todos planos subjetivos de la mirada del personaje de Bogart, que, para la época, fue extraordinario.

The Third Man (1949) – Carol Reed

Orson Welles protagonizó ‘Citizen Kane’, ‘Jane Eyre’, ‘The Stranger’, ‘The Lady From Shanghai’ y ‘Macbeth’ en la misma década. Y no se queda solamente ahí, ya que al finalizar los años 40, también encarnó al antihéroe de ‘The Third Man’. Dicha película cuenta la historia de un escritor (Joseph Cotten) que recibe una carta de un amigo suyo (Welles) que lo invita a Viena, la capital de Austria, ya que le consiguió trabajo. Pero al llegar, el escritor se choca con la noticia de que su amigo falleció debido a un choque, o así parece ser.

Un thriller que no da respiro, cargado de un suspenso que se mantiene con un juego de sombras impecable. Cierra la época dorada del film noir de una manera ideal. Termina siendo un filme donde no todo parece ser lo que es, y donde nadie es quien dice ser.

The Hitch-Hiker (1953) – Ida Lupino

Ida Lupino fue una de las grandes personalidades del Hollywood clásico y que, sin embargo, resulta medianamente desconocida para el mainstream. En una industria donde reinaban figuras masculinas (el director, el protagonista, el héroe, el gangster), Lupino supo aprovechar cada oportunidad perfectamente. En la década de los años 40, Lupino demostró su talento no solo en la actuación, sino también en la dirección. ‘The Hitch-Hiker’ fue una de las películas de bajo presupuesto que la directora realizó por trabajo, pero que terminó siendo una pieza fundamental para el desarrollo del film noir clase B.

El largometraje en cuestión, cuenta la historia de dos hombres que se van de vacaciones a pescar. En el camino, recogen a un pobre autoestopista, el cual termina siendo responsable de todos los miedos de ambos hombres, porque carga un arma, y está dispuesto a asesinarlos si no llegan a cierto destino.

The Big Sleep (1946) – Howard Hawks

No había otra forma de cerrar la lista que haciéndole honor a la dupla Bogart-Bacall. Basada en la novela homónima de Raymond Chandler, ‘The Big Sleep’ constituye, a día de hoy, una de las películas más importantes (sino la más importante) del filme noir. Con una trama demasiado complicada y con muchos enredos, Howard Hawks hace uso de una dirección magistral para contarla.

El filme cuenta la historia de Philip Marlowe (Bogart), un detective que aceptará el trabajo de limpiar la historia de las hijas de un poderoso general del ejército. Para ello, se entremeterá en una red sin fondo de traición, chantaje, fraude, mucho dinero y hasta amor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

REDES SOCIALES

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

teoría cinéfila

TWITTER