Crítica de ‘Avec Amour et Acharnement’ (Fire), de Claire Denis (BAFICI 2022)

La última película de Claire representa una leve decepción. Y es que más allá de las sobresalientes actuaciones de la pareja protagónica, el film es un bastante convencional drama romántico.
¡Ayúdanos compartiendo nuestro contenido!

Claire Denis sin dudas es una de las directoras más importantes que ha dado Francia en las últimas décadas y sus propuestas siempre atraen al público cinéfilo, a la espera de films de ritmo pausado pero sorprendentes. Avec Amour et Acharnement (En inglés Fire y en español Entre el amor y el ensañamiento) es lamentablemente bastante convencional y probablemente quede como un film menor en su filmografia.

‘Avec amour et acharnement’ (Fire). Dirección: Claire Denis. Guión: Christine Angot, Claire Denis. Elenco: Juliette Binoche, Vincent Lindon, Grégoire Colin. Fotografía: Eric Gautier. Edición: Emmanuelle Pencalet, Sandie Bompar, Guy Lecorne. Música: Tindersticks. Duración: 116 minutos. Nuestra opinión: Buena.

Juliete Binoche interpreta a Sara, una periodista radial que aborda problemáticas sociales como la inmigración y el racismo y que tiene una relación con Jean (Vincent Lindon) un ex rugbier que acaba de salir de la cárcel y busca volver al trabajo como agente deportivo. El hombre tiene la posibilidad de una salida laboral con Francois, quien fue pareja de Sara hace un tiempo. El conflicto entre los tres aparecerá entonces, en un triangulo amoroso al que varios dramas románticos nos tienen acostumbrados.

En Fire hay pasajes donde la película, a través de la banda sonora y la tensión interna de la escena, toma el tono de un film de suspenso y ahí uno puede ver algo de novedad, ya que al estar en un film romántico, uno siente los mismos nervios que el personaje de Binoche al reencontrarse con un viejo amor.

|Te podría interesar: CRÍTICA DE ‘GREAT FREEDOM’, DE SEBASTIAN MEISE (BAFICI 2022)

Sin embargo no pasa mucho más. Hay una línea secundaria en la que desarrollan como el personaje de Lindon busca reconectar con su hijo, pero nunca se integra al relato principal y queda algo descolgado. Y después como suele suceder en este subgénero de triangulos amorosos o si se quiere crisis de pareja, hay largas escenas de discusiones y gritos, que si bien están filmadas con mucho oficio y con un gran nivel interpretativo, no resultan distintas de otras películas recientes como Marriage Story.

Si algo hace llevadera la película son las actuaciones de Lindon y Binoche. Ambos interpretan el papel de hombre despechado y mujer infiel a la perfección. Binoche manipula, miente y llora y realmente no debe haber actriz más talentosa en actividad en el cine mundial. Pero de todas maneras la sensación es de gusto a poco, de una historia que ya ha sido contada varias veces, sin nada muy novedoso que mostrar.

Ficha oficial

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.