Crítica de ‘Campeones’, película española de Javier Fesser

Campeones es la película seleccionada por España para representarlos en la lucha a la próxima edición de los Oscars. Una comedia dramática dirigida por Javier Fesser.
¡Ayúdanos compartiendo nuestro contenido!

Campeones es la película seleccionada por España para representarlos en la lucha a la próxima edición de los Óscars. Es una comedia dramática dirigida por Javier Fesser que muestra la historia de Marcos (Javier Guitiérrez), un entrenador de baloncesto, que deberá hacerse cargo de un equipo muy especial.

Marcos es una persona complicada y muy egoísta. Es el segundo entrenador de un equipo profesional de baloncesto. Una diferencia con su jefe hace que reaccione mal y termine perdiendo su empleo. Luego, estando ebrio destruye un coche policial y esto lo lleva a poder enfrentar una condena de dos años en prisión. Sin embargo, la jueza que está a cargo de su caso decide hacerle pagar con trabajo comunitario. Tendrá que ser el entrenador de un equipo de personas con discapacidades intelectuales (como si fuera un equipo paralímpico).

De entrada hay que decir que es una película que te va a hacer reír mucho, y al mismo tiempo reflexionar. Es sensible, pero sin caer en el sentimentalismo. Como espectador empiezas con la historia de unos chicos especiales, y terminas viendo a personas. Ese es el mayor logro, huye de la condescendencia y rompe el paradigma que hay establecidos con ellos.

Hay una escena que explica todo mejor; Tras un entrenamiento desastroso donde los chicos no pueden ni pasarse el balón, el entrenador ve que uno de sus alumnos se va del club en una moto. Marcos, asustado, le dice al encargado esto porque el chico «podría matar a alguien o hacerse daño manejando eso». Entonces ahí se le explica que esta persona vive sola, trabaja, hace proyectos comunitarios y que básicamente tiene su vida normal como cualquier otro. Y así va hablando de todos los jugadores.

El equipo esta descansando luego de un entrenamiento/ Campeones

Por su puesto en Campeones se muestra la discapacidad desde el punto de vida del humor y la ternura. Pero esto es gracias a la autenticidad de los que conforman el casting. Y no solo es lo que vemos en la pantalla, el director decidió también contratar a personas con discapacidades intelectuales para el departamento de producción.

Es de esos films donde lo que importa es ir a ver la historia que se te presenta. En si, las decisiones que se toman en base a ello es lo mejor. No es para nada una película predecible. ¡Spoiler! Al final, el equipo no queda campeón del torneo, ni el entrenador decide quedarse con ellos más tiempo. Lejos del desenlace que como espectadores podemos esperar.

En conclusión, Campeones es una película extremadamente divertida, y saldrás pensando otra cosa cuando veas a un discapacitado intelectual. Ojalá se le haga un hueco en los Óscars.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.