Crítica de ‘The Unbearable Weight of Massive Talent’, con Nicolas Cage y Pedro Pascal

Bajo el nombre de Nick Cage, el actor ganador al Oscar por su trabajo en 'Leaving Las Vegas' protagoniza una película basada en su propia vida.
Facebook
Twitter
WhatsApp
The Unbearable Weight of Massive Talent

Desde Ghost Rider: Spirit of Vengeance (2011), y sacando algunos trabajos animados, Nicolas Cage no tocaba el terreno comercial. Siendo una de las últimas estrellas de Hollywood en actividad, su vuelta naturalmente debia ser a lo grande. Ciertamente The Unbearable Weight of Massive Talent no es un blockbuster, sin embargo, en la misma estrutura del film se encuentra una parodia de este tipo cine. En otras palabras, Cage regresa con un crítica a la industria señalando las repercusiones en las vidas de los actores. Para ello usa parte de su propia vida. Y, por si fuera poco, ademas de este noble acto, encontramos una película muy graciosa y una total celebración a su carrera.

The Unbearable Weight of Massive Talent (El peso del talento, 2022). Dirección: Tom Gormican. Elenco: Nicolas Cage, Pedro Pascal, Tiffany Haddish, Lily Mo Sheen, Sharon Horgan, Ike Barinholtz, Neil Patrick Harris. Guion: Tom Gormican, Kevin Etten. Fotografía: Nigel Bluck. Edición: Melissa Bretherton. Música: Mark Isham. Duración: 107 minutos. Nuestra opinión: Muy buena.

Nicolas Cage interpreta a un narcisista Nick Cage, que con algunos toques ficcionales es una versión actual de su persona que atraviesa un mal momento en su carrera y con su familia. En el guion original el actor perseguía un papel en la próxima película de Tarantino, sin embargo Cage pidió que se usara a David Gordon Green, director con el lleva una gran amistad. Al final no se queda con el trabajo y en el mismo día arruina el cumpleaños de su hija. Para sumar se encuentra muy endeudado. Es allí donde un deprimido Nick decide dejar la actuación, pero antes le llega una oferta inusual, volar hasta Mallorca y pasar con Javi, un empresario fanático de él (interpretado por Pedro Pascal), el fin de semana de su cumpleaños por un millón de dólares. Desganado acepta, sin saber que su admirador es realmente un mafioso que está siendo investigado por la CIA. Un cóctel que solo una figura como Cage podría saber manejar.

|Te podría interesar: CRÍTICA DE ‘PIG’, ÓPERA PRIMA DE MICHAEL SARNOSKI CON NICOLAS CAGE

El mayor logro de The Unbearable Weight of Massive Talent es la interpretación de la misma de la carrera de Nicolas Cage. Probablemente el momento pico del actor en popularidad ya paso (igual mejor para aquel grupo más pequeño que celebra parte de sus últimos trabajos como los de Mandy y First Cow). Por ello, la pregunta de «¿Cómo quiero que me recuerde la gente?», ya debe estar rondando en su cabeza. La película de Tom Gormican puede ser una respuesta, cuenta con recursos que remiten a una época noventosa que tuvo a Cage como uno de los rostros de Hollywood. Pasando desde un ‘buddy film’ al cine de acción con tiros y persecuciones de autos, con una subtrama de espías, monólogos inspiradores, drogas, plot twits, clichés, una reivindicación familiar y personal, constantes homenajes a películas del mismo Cage como Face/Off, una cita acertada de Paddington 2, y un final un tanto ridículo donde la historia se ríe un poco de sigo misma. Es pensar el presente de la industria exponiendo un pasado de muchas alegrías y decepciones de la máquina de Hollywood y del mismo actor.

Cabe mencionar la gran actuación de Pedro Pascal siendo un personaje del cual el espectador deseará ver más y un guion que es muy inteligente. Expone el momento del streaming y del cine de superhéroes. Más que criticarlo se pregunta qué es lo que viene ahora o que es lo que necesita la gran pantalla, por ello la subtrama de la película escrita por Nick y Javi. Entre la búsqueda de algo llamativo y superficial, Javi entiende, y le hace entender a Cage, que lo que está pasando en el aquí y ahora también es poderoso, allí no se refiere a la acción y comedia, sino al viaje personal de Cage en la necesidad de reencontrarse consigo mismo y con su familia. Por más que sea algo diminuto en comparación a un multiverso, quizás, es lo que necesita justamente el cine.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

REDES SOCIALES

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

teoría cinéfila

TWITTER