Crítica de ‘Los Espíritus de la Isla’, de Martin McDonagh con Colin Farrell y Brendan Gleeson (37MardelPlataFF)

Los Espíritus de la Isla
Presentada en el ciclo Hora Cero, la nueva película del director de 'Escondidos en Brujas' es un duro drama sobre la vida en comunidad, con algunas pinceladas de humor negro.
¡Ayúdanos compartiendo nuestro contenido!
Los Espíritus de la Isla
4.5 out of 5.0 stars

Los Espíritus de la Isla (en su nombre original The Banshees of Inisherin) puede enfrentarse a un problema de marketing próximamente. Y es que el trailer la vende como una comedia negra, cuando en realidad, se trata de un duro drama sobre lo difícil que es vivir en una pequeña comunidad cerrada, literalmente una isla, en este caso ficticia, de Inisherin, en Irlanda.

Había mucha expectativa entre el público de Hora Cero, el ciclo de medianoche del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, ante la nueva película del irlandés Martin McDonagh. Y es que en la previa se esperaba una comedia negra, ese humor tan particular que el dramaturgo devenido cineasta ya había mostrado en películas previas como Escondidos en Brujas y Siete Psicópatas.

The Banshees of Inisherin (Los Espíritus de la Isla, 2022). Dirección y guion: Martin McDonagh. Fotografía: Ben Davis. Música: Carter Burwell. Elenco: Colin Farrell, Brendan Gleeson, Kerry Condon, Barry Keoghan, Pat Shortt, David Pearse, Gary Lydon, Jon Kenny. Duración: 109 minutos. Nuestra opinión: Muy buena.

Lo cierto es que si bien los espectadores de la Sala Ambassador comenzaron con un clima de jolgorio y diversión, con el correr del metraje, el silencio se hizo evidente. Y es que la cuarta película del director se emparenta más con Tres Anuncios Para el Crimen y su reflexión sobre la vida de pequeñas comunidades.

Padraic (un brillante Colin Farrell) se entera un día que su mejor amigo Colm (Brendan Gleeson) decide dejar de hablarse con él y pretende terminar el vínculo de un día para el otro. Padraic es un hombre simple, amable, hasta podría decirse simplón. Pero no puede entender el por qué del rechazo y hará todo lo posible para recuperar la amistad de su amigo. Esto será el inicio de una serie de situaciones entre violentas y tristes para ambos. De los que la pequeña comunidad, con su pub, sus viejas chismosas, el párroco y el policía también intervendrán.

|Te podría interesar: CRÍTICA DE ‘PINOCHO DE GUILLERMO DEL TORO’, LA FASCINANTE OBRA DEL CLÁSICO CUENTO (37MARDELPLATAFF)

Los espíritus de la Isla termina siendo un ensayo de cómo a veces las comunidades pequeñas y cerradas pueden albergar mucha tristeza y depresión. Donde la única salida posible es, literalmente. abandonar la isla. Como ocurre con uno de los personajes secundarios, del que es mejor no adelantar para no entrar en detalles. La vida rutinaria, con pocos espacios de esparcimiento y oportunidades laborales pueden volverse opresivas en un pueblo y la película ahonda en esta idea.

Los Espíritus de la Isla

Los Espíritus de la Isla es un film por momentos muy difícil de ver. Conecta con esas fábulas oscuras a los que nos tienen acostumbrados los hermanos Coen. McDonagh hace su vez una descripción muy bella de la cultura irlandesa, con su cerveza, la música autóctona, vestuarios y planos aéreos de la isla Esmeralda. Uno no entiende como en este contexto alguien la puede pasar mal.

Pero ocurre, la desesperación ahonda en los personajes y como hipótesis sobre el final el director traza un paralelismo con la guerra civil de aquel país que ocurrió por los años 20 y que dividió a Irlanda. McDonagh parece decir que la violencia entre vecinos es inevitable, que forma parte de la vida de los habitantes de la isla. Una visión oscura pero sin dudas potente y con algo de base en la realidad que vivimos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.